Utilizamos cookies propias y de terceros para poder informarle sobre nuestros servicios, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso.

Acepto Más info

Artesanía de Granada

En Granada el arte es una forma de vida. Solo hay que darse un paseo por algunos de los barrios más emblemáticos de la capital andaluza para confirmar que el patrimonio artístico que atesora Granada es inmenso. Con La Alhambra como eterno testigo de todo lo que sucede, en este post te contamos más sobre la artesanía típica local. En tu próxima visita haz hueco en la maleta e incluye alguna de estas preciosidades:

-Taracea. Introducida en España por los musulmanes en torno al siglo XII, los primeros talleres de taracea se encontraban en Córdoba. Posteriormente la técnica fue trasvasada a los artesanos que poblaban Granada durante el reinado nazarí. La taracea combina artísticamente todas las gamas y tonos posibles de madera con la incrustación de diferentes materiales como hueso y metales preciosos. Mesas, cajas, joyeros, cofres y tableros de ajedrez son algunos de los objetos hechos siguiendo esta técnica.

Fuente: www.elmapadeayer.wordpress.com

Fuente: www.elmapadeayer.wordpress.com

Actualmente muchos talleres han ido sustituyendo los materiales más costosos por otros más económicos pero aún existen lugares en los que puedes encontrar cajas o mesas de taracea hechas con madera de naranjo, nogal, cedro y decoradas con ébano, caoba y finas láminas de platino. En cuanto a la decoración es habitual utilizar motivos geométricos, vegetales y florales.

-Cerámica. Sin lugar a dudas es uno de los objetos más distintivos de la artesanía granadina. Es visible la influencia nazarí en la técnica y en las ornamentaciones decorativas (motivos florales o arabescos) que a diario elaboran artesanos tanto en la capital como en Jun Cortes de Baza, Órgiva o Monachil.

La cerámica Granada es conocida como Fajalauza. Este nombre procede de una puerta medieval de la ciudad que daba acceso al tradicional barrio de alfareros, situado en las inmediaciones del Albaicín, donde en el siglo XVI se elaboraban estas sencillas pero hermosas obras de arte. Desde entonces y hasta ahora el proceso productivo ha cambiado muy poco. La fase inicial del trabajo comenzaba con el torneado natural de las piezas para dar paso a  una primera cocción. Después se sumergían en un baño de óxido de estaño para fijar el fondo blanco procediendo al esmaltado en óxido de cobalto y cobro para conseguir los característicos tonos azules y verdosos de la cerámica de Fajalauza. El proceso finalizaba con una tercera cocción en la que se fijaban elementos decorativos como la silueta de la granada, pájaros y motivos florales.

Fuente: Wikipedia Commons

Fuente: Wikipedia Commons

En la actualidad se han introducido otras técnicas como la cuerda seca (cuyo esmaltado recuerda a una visión caleidoscópica) o el reflejo metálico, además de diferentes innovaciones como el empleo de arcillas y porcelanas en lámparas, jarrones y otros objetos de mobiliario.

Jarra accitana. En la zona de Guadix es común encontrar una de las piezas que mejor caracteriza la artesanía popular granadina. También conocida como jarra burladera o jarra de las pajaritas, esta jarra hecha en barro está llena de detalles ornamentales como flores, gallos, hojas y mascarones. De Guadix también es la “zalona” o vasija de poca altura y boca ancha utilizada como soporte para el vino.

Fuente: www.qrz.com

Fuente: www.qrz.com

Faroles granadinos. De reminiscencias árabes, los faroles granadinos combinan a la perfección el metal y el cristal vidriado. Tradicionalmente se hacían con hojalata pero con el paso del tiempo se han incorporado otras materiales como el latón y el estaño. Algunas de las técnicas que a día de hoy aplican los artesanos granadinos son el repujado, el calado y el cincelado.

Fuente: www.lamparas.es

-Forja y calderería. Los talleres de herrería y calderaria forman parte de Granada. Aún a día de hoy pueden verse por los barrios del Albaicín y del Sacromonte pequeños talleres en los que silenciosamente los artesanos cincelan diferentes objetos (como jarras, jarrones y paraguas) hechos de cobre o latón.

Jarapas Alpujarreñas. En la época nazarí, la tejeduría en el telar fue uno de los principales motores económicos de la ciudad como demuestra la existencia de los casi 5.000 telares que había en la capital durante la dinastía nazarí. La incorporación de nuevas técnicas mecanizadas fue dejando en el olvido este trabajo artesanal en el que la pureza del tejido (procedente de Las Alpujarras) y la técnica manual conforman una pieza imprescindible.

Fuente: Pinterest.com

Fuente: Pinterest.com

 

Guarnicionería y guadameciles. La guarnicionería o el trabajo manual del cuero es una de las artesanías más características de Granada. La marroquinería es hoy un oficio desempeñado por algunos artesanos que siguen realizando con sus manos pequeños y exclusivos complementos como pitilleras, billeteras, bolsos, carteras de mano, cinturones, colgantes e incluso pendientes de cuero.

Fuente: Pixabay.com

Fuente: Pixabay.com

Como ves Granada tiene mucho que ofrecerte. Disfruta del pasado y presente de la ciudad hospedándote en el Hotel América Granada, un rincón lleno de encanto y elegancia en pleno corazón de La Alhambra. ¡Te esperamos con los brazos abiertos!

Fuente imagen destacada: Commons Wikipedia.es

En marzo de 2017 por Hotel América Granada

¡Recibe nuevos artículos en tu email!

¿Quieres conocer todo sobre la Alhambra y Granada? ¡Suscríbete!


He leído y acepto la Política de Privacidad
¡Suscríbeme!

Deja un comentario